servicio juridico garantia constitucional

Como síntesis de esta primera parte, podríamos afirmar que la supremacía constitucional venía exigiendo, por de este modo decirlo, el reconocimiento de los derechos fundamentales de las personas en su condición de trabajadores. La tutela laboral, dejando la directa aplicación de la Constitución, abrió una vía de protección por medio de la cual se garantizan de modo eficiente y también inmediato los derechos esenciales de los trabajadores en el campo de la empresa. El procedimiento de tutela laboral estaría caracterizado por servir como cauce de aplicación directa de la constitución; por dar eficacia a la supremacía constitucional dentro de las relaciones de trabajo; por asegurar la eficacia horizontal inmediata de los derechos esenciales de los trabajadores. Lo que nos interesa ahora es verificar la verdad de estos atributos, por medio de el análisis de una serie de aspectos prácticos y teóricos, de diseño y operativos, de este mecanismo de tutela.

La garantía constitucional de los derechos de las personas no habría penetrado a la compañía eficazmente a pesar fyd-Bufete de abogados antofagasta su reconocimiento expreso, sino para favorecer especialmente al empleador, a través del recurso de protección2. Los derechos del artículo diecinueve de la Constitución no estaban garantizados por igual para trabajadores y empleadores. Daba la sensación de que el único bien de los trabajadores que conocía algún grado de reconocimiento jurisdiccional era el patrimonial3. Las demás dimensiones de su personalidad (honra, vida privada, integridad psíquica, por ejemplo) prácticamente no disfrutaban de protección. El procedimiento de tutela de los derechos esenciales del trabajador es visto como el advenimiento de la eficiencia de la constitución a las relaciones laborales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *